Un sitio para todos...

Te damos más que salud...

Este espacio es para tí, encontrarás información general que contribuye a tu bienestar fisico y mental asi como datos de interés para tu familia y amigos. Por tu salud informate!

Osteoporosis y Síndrome de Down

El Síndrome de Down, reúne una serie  de factores que contribuyen a disminuir la masa ósea, trayendo como consecuencia el aumento de riesgo de sufrir fracturas.

La talla menor de las personas con Síndrome de Down se asocia, lógicamente, a un esqueleto más pequeño que el de la población normal. El menor tamaño de los huesos hace que su resistencia sea menor, lo que podría favorecer la aparición de fracturas tras los traumatismos.

Durante las actividades cotidianas el esqueleto de las personas con Síndrome de Down se ve sometido a cargas físicas menores que el de la población general, lo que puede tender a disminuir la Densidad de Masa Ósea, pues, como hemos dicho, los estímulos mecánicos repetidos ejercen un efecto anabólico sobre el esqueleto, mientras que su ausencia favorece la destrucción de hueso. Esa menor carga física del esqueleto en el Síndrome de Down se debe a varios factores. Por un lado, a la hipotonía muscular, que se da con mucha frecuencia, en mayor o menor grado, en los niños con Síndrome de Down y hace que las tensiones de los músculos sobre el esqueleto sean menores. Por otro lado, las personas con Síndrome de Down a menudo realizan menos actividad física, laboral y recreativa que la población general, lo que también redunda en menores cargas mecánicas sobre el esqueleto.

La menor actividad de las personas con Síndrome de Down hace que su exposición al sol sea también menor que la de la población general. Ello disminuye la síntesis de vitamina D en la piel y puede conducir a una deficiencia de esta vitamina, que es esencial en la homeostasis esquelética.

En el Síndrome de Down se da una mayor frecuencia de diversas enfermedades que pueden ser factores de riesgo adicionales para el desarrollo de osteoporosis. Entre ellas cabe destacar las alteraciones de la función tiroidea, la diabetes mellitus, las alteraciones digestivas y nutricionales (como los trastornos de la deglución o la enfermedad celiaca) y la epilepsia.

Todos esos factores han llevado a considerar que la población con Síndrome de Down puede presentar un riesgo aumentado de osteoporosis. De hecho, en algunos estudios se ha sugerido que la frecuencia de osteoporosis está aumentada en las personas con Síndrome de Down. Las fracturas son la consecuencia clínicamente relevante de la disminución de la DMO. Desafortunadamente, existen pocos datos sobre la epidemiología de las fracturas en el Síndrome de Down. No obstante, en algunos estudios de pacientes con discapacidad intelectual de diversas etiologías (entre los que se incluían algunos con Síndrome de Down) se ha encontrado una mayor frecuencia de fracturas que en la población general. Ello puede depender no sólo de una menor resistencia del esqueleto, sino también de una mayor predisposición a las caídas, en relación con los trastornos de la marcha que pueden acompañar al déficit intelectual.

 

 

 

FUENTE:  www.sindromededown21

Un sitio para todos...
Hoy encuentra en nuestro Boletín información de interés para ti http://t.co/vfGtP23tu7
Síguenos en Twitter
 

Registra tu e-mail y recibe semanalmente información actual en salud.
 

Nombre:
Email:
  Ver boletin
FUNDACION MÉDICA APOYARTE
Carrera 15 N°124-29 Of 416 – Edificio las Arcadas
Teléfono: (57+1) 749 5588 - E-mail: soportetecnico@fundapoyarte.org
Bogotá - Colombia