Profesionales de la salud...

Noticias Médicas...

Manténgase informado de la actualidad médica del momento, estudios clínicos, ensayos, novedades sobre tratamientos y medicamentos y otras noticias de interés relacionadas con la medicina. 

Ácidos grasos omega 3 ayudan a potenciar el efecto de las vitaminas B sobre la salud cerebral.

El tema de los complementos nutricionales o simplemente el estatus nutricional de una persona y su relación con el estado cognitivo, en especial si se trata de la enfermedad de Alzheimer, es un tema polémico. Tanto se ha especulado y dicho en función de vender determinado producto que ya el simple hecho de poner “vitamina ayuda…” o un “compuesto natural puede…” provoca sombras de dudas sobre la objetividad del texto o la investigación en cuestión. Más cuando en realidad no hay nada concluyente establecido; un mes sí y otro también salen investigaciones apoyando el efecto beneficioso de determinada vitamina para justo el mes siguiente otro estudio diga lo contrario. En este juego de apoyar y negar, uno de los temas preferidos son los ácidos grasos Omega 3.

Hoy la información viene de la mano de científicos de las Universidades de Ciudad del Cabo, Oslo, Oxford y los Emiratos Árabes Unidos quienes concluyeron, después de estudiar a 266 personas durante dos años, que niveles elevados de omega 3 potencian el efecto beneficioso de las vitaminas del complejo B sobre la salud cerebral. El estudio fue publicado recientemente en Journal of Alzheimer’s Disease.

Vitaminas b mejoran la salud cognitiva.

Anteriormente, los investigadores habían encontrado que altos niveles de vitaminas del complejo B ayudaban a ralentizar el deterioro de las funciones mentales en adultos mayores con deterioro cognitivo leve (DCL) que tenían niveles elevados de homocisteína, un factor de riesgo fundamental de enfermedades cardiovasculares (Douaud et al., 2013) y que también puede ser tóxico para el cerebro.

El deterioro cognitivo leve es una condición que muchas veces está anunciando la presencia de enfermedades neurodegenerativas como el alzhéimer. La persona con DCL tiene un rendimiento de procesos como la memoria y el pensamiento menor que lo que puede esperarse para su edad pero que no interfiere con la realización de las actividades de la vida diaria.

Ácidos grasos omega 3 ayudan a potenciar el efecto de las vitaminas B sobre la salud cerebral

Para analizar la relación entre los Omega 3, las vitaminas B y el deterioro cognitivo, los investigadores estudiaron a 266 personas mayores de 70 años a las que al inicio de la investigación se les evaluó procesos como la memoria, el lenguaje, la atención, etc. Además, mediante analíticas de sangre se determinó los niveles de dos tipos de ácidos grasos Omega 3: el ácido docosahexaenoico (DHA) y ácido eicosapentaenoico (EPA). Los participantes entonces fueron divididos en dos grupos, uno de ellos tomó durante dos años suplementos de Vitaminas B —ácido fólico, vitamina B16 y B6— y el otro grupo un placebo.

Encontramos que para las personas con bajos niveles de omega-3, los suplementos vitamínicos tenían poco o ningún efecto. Pero para aquellos que de base tenían altos niveles de Omega-3, las vitaminas del grupo B fueron muy eficaces en la prevención del deterioro cognitivo en comparación con el placebo. Este resultado se complementa con nuestra anterior conclusión de que las vitaminas B retrasan la tasa de atrofia cerebral en el deterioro cognitivo leve sólo en aquellos con un buen nivel de Omega-3 desde el inicio.

Los investigadores pretenden ir más allá y el próximo estudio estará orientado, según explica otro de los autores de la presente investigación, el profesor David Smith, a determinar si la administración de una combinación de Omega 3 y vitaminas B puede retrasar la conversión del deterioro cognitivo leve a demencia en personas con enfermedad de Alzheimer. Y añade:

Esto sería un paso importante en la prevención de la enfermedad de Alzheimer. Tenemos grandes esperanzas en que este ensayo podría funcionar, pero la financiación no es fácil de obtener para tales estudios.

En abril del pasado año este mismo grupo de investigadores presentó resultados semejantes en una conferencia internacional sobre alzhéimer que se celebró en Australia. Ya en aquel momento, el profesor Smith planteaba un diálogo a las autoridades sanitarias inglesas para introducir los suplementos vitamínicos como parte del tratamiento normal para las personas con deterioro cognitivo leve, que son las que tienen el riesgo más elevado de desarrollar demencia. ¿En qué terminaron sus intenciones? ¿No hay aún suficiente evidencia para que esta sea una demanda válida? Teniendo en cuenta las intenciones de continuar estudios parece que no. Sin embargo, seguir profundizando en la relación entre el estado nutricional de una persona y su salud cognitiva es una línea de investigación importante, sobre todo teniendo en cuenta las concepciones actuales sobre el origen multifactorial de la enfermedad de Alzheimer.

Fuente: Journal of Alzheimer’s Disease

Profesionales de la salud...
Hoy en nuestro boletín encuentra información de gran interés para ti https://t.co/xfQkCoY7uZ
Síguenos en Twitter
 

Registra tu e-mail y recibe semanalmente información actual en salud.
 

Nombre:
Email:
  Ver boletin
FUNDACION MÉDICA APOYARTE
Av. Cra 15 N° 124-29 Ofic C-03
Teléfono: (57+1) 358 9799 - E-mail: soportetecnico@fundapoyarte.org
Bogotá - Colombia